lunes, 12 de marzo de 2012

Historia de la Danza del Cántaro

Danza del Cántaro
Por Shokry Mohamed

El Nilo como fuente de vida para el hombre que durante miles de años ha escrito la historia en sus orillas.
El agua era y es la vida, por eso el Nilo siempre ha sido sagrado y respetado por el hombre.
Durante el período faraónico se festejaba el día de la fidelidad al Nilo. Lo atravesaban con sus barcas repletas de músicos y cantantes, arrojando al agua flores y bendiciones. También arrojaban una máscara mitad pez y mitad mujer, para que en la próxima estación sus aguas fueran fecundas.
Agradecían de esta manera al Nilo las crecidas por las cuales, se depositaba en las orillas del limo, que alimentaba a la tierra y hacia posible que crecieran las cosechas.
Una de las visiones más intensas que retengo en mi memoria, es de hace muchos años, en mi pueblo. Las mujeres salían de sus casas, con sus cántaros encima de la cabeza manteniendo el equilibrio, caminando hacia los canales del agua.
Tenían un ritmo en la forma de caminar asombroso, cuando llegaban a los canales se reunían, cantaban y bailaban de alegría y mientras, los niños le tiraban piedras, entre ellos yo.
Recuerdo que nosotros caminábamos detrás de ellas moviendo las caderas hacia derecha e izquierda y cuando una de las mujeres miraba hacia atrás, se encontraba con una fila de niños que caminaba igual que ellas.
Todos estos comportamientos fueron llevados al teatro y entraron a formar parte del trabajo coreográfico que se conoce como "La Danza del Cántaro" o "La Danza del Agua".
Esta danza se presenta no sólo en el mundo árabe, sino que forma parte de las raíces folklóricas de multitud de culturas. En algunas de ellas se representa como una historia de amor entre un chico y una chica, siendo el cántaro el punto central de la danza. En otros grupos se representa como el quehacer diario que unía a las mujeres de la aldea no sólo en el trabajo cotidiano de llevar agua, sino que también servía para festejar el hecho de estar reunidas.

musica arabe